Resumen del Salón del Automóvil de Pekín 2012

El Salón del Automóvil de Pekín, deberíamos llamarlo ya de Beijing, ha resultado suficientemente sorprendente para el mercado y para la prensa internacional. Con el propósito de mantener la conquista del mercado chino, las marcas han aportado un alto nivel de calidad y también una gran cantidad de novedades en sus presentaciones. Está claro que el objetivo de los grandes fabricantes occidentales es mantener el crecimiento de su actividad, imposible ya en los mercados “saturados” y, sin embargo, factible en este gran, aunque todavía emergente, mercado asiático.

Un hecho un tanto aparte de las marcas automovilísticas, aunque ciertamente curioso, es la reprimenda que la Oficina de Desarrollo de la Ética de Pekín ha dado a los organizadores del Salón por el uso de jóvenes modelos con vestidos excesivamente cortos para atraer visitantes, causando un “impacto social negativo”.

Y de vuelta al propio Salón, Seat ha vuelto a protagonizar la atención en el mercado chino, en esta ocasión con la apertura de los primeros concesionarios, al tiempo que ha presentado en el “show” de la capital china la versión Cupra del Ibiza renovado, equipado con un motor 1.4 turboalimentado de 180 caballos de potencia, del que ya hablamos anteriormente.

Los SUV han tenido un gran protagonismo en Pekín, a destacar el concept de Peugeot Urban Crossover, diseñado para la movilidad en la ciudad del futuro. Su inclusión en el segmento compacto viene avalada por una longitud de 4,14 metros y una anchura de 1,74.

También Lamborghini ha desvelado en Pekín el Urus, el que será el todoterreno SUV de esta marca italiana de coche deportivos perteneciente al Grupo Volkswagen. El Urus compartirá plataforma con modelos del consorcio automovilístico alemán como el Porsche Cayenne, el Audi Q7 o el Volkswagen Touareg.

Pero donde se han concentrado novedades es en el segmento híbrido y eléctrico. Pekín ha vivido el estreno de una nueva marca, Denza, la “joint venture” formada por la automovilística china BYD y la alemana Daimler, que ha presentado su primer modelo, una berlina de propulsión eléctrica cuyos primeros prototipos ya se están probando por las carreteras del país asiáticos. Este nuevo vehículo eléctrico ha sido desarrollado en China y será producido en el país con el objetivo de ser lanzado al mercado en el año 2013.

Otro eléctrico en Pekín ha sido el e-Bugster, la versión eléctrica del Volkswagen Beetle, El grupo alemán ha llevado a Pekín un variante muy especial de su compacto, sin techo y con baterías en lugar de pasajeros en las plazas traseras, el E-Bugster Concept podría dar paso a un modelo de producción muy pronto. Este prototipo está animado por un motor de 116 CV al que alimentan un grupo de baterías de ión-litio, con las que el E-Bugster puede rodar respetando al máximo el medio ambiente durante unos 180 kilómetros.

También Audi ha aprovechado el Salón para desvelar el A6 L e-tron Concept, un híbrido enchufable con motor convencional de gasolina 2.0 TFSI de 211 CV, combinado con un propulsor eléctrico de 95 CV. A destacar que permite una autonomía de hasta 80 kilómetros, a una velocidad constante de 60 km/h, en modo totalmente eléctrico, por lo que se trata de una nueva combinación de Audi. Actualmente las motorizaciones híbridas de la marca se circunscriben al Q5 hybrid quattro, al A6 hybrid y al A8 hybrid, que pueden recorrer en modo eléctrico sólo unos tres kilómetros.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +5 (from 5 votes)