El nuevo Volkswagen Tiguan, un gran salto generacional

14600378400167

 

La llegada de la nueva plataforma MQB al Tiguan permite a Volkswagen cambiar de arriba abajo este todocamino. Ahora cuenta con un nuevo diseño, una mayor habitabilidad, un confort sobresaliente, unas mecánicas potentes y eficientes y una gran carga tecnológica. Sin duda, uno de los mejores SUV de tamaño medio del mercado.

Comienza la comercialización del nuevo Volkswagen Tiguan, la segunda generación de este todocamino de tamaño medio. Si bien es verdad que desde enero la firma alemana ya admitía pedidos en España, será en las próximas semanas (en el mes de mayo) cuando comiencen las primeras entregas a clientes de este modelo.

Para Volkswagen la llegada del nuevo Tiguan es clave. De hecho, es el lanzamiento más importante para la marca a lo largo de todo 2016. Entre otras cosas porque este SUV ya se ha convertido en España en el tercer modelo más demandado (sólo por debajo del Polo y del Golf y superando a otros turismos con más tradición como es el caso del Passat).

Este nuevo Tiguan viene a sustituir a la primera generación de este modelo. Hablamos del todocamino de tamaño medio que ha estado a la venta entre 2007 y principios de 2016 (un ciclo de vida algo más largo de lo habitual ya que normalmente la vida de los coches suele rondar los seis o siete años).

A cambio de esta mayor exposición en el tiempo, Volkswagen ha logrado un excelente nivel de ventas del primer Tiguan. En total se han comercializado alrededor de 2,8 millones de unidades de este modelo en todo el mundo, de las que alrededor de 60.000 pertenecen al mercado español.

Sin embargo, como la competencia aprieta (en los últimos años ha llegado una nueva generación del Nissan Qashqai y más recientemente se han producido los lanzamientos del Kia Sportage, Hyundai Tucson, Renault Kadjar y Seat Ateca) a la firma alemana no le ha quedado más remedio que introducir ya en el mercado el Tiguan 2.

Eso sí, aunque la espera ha sido larga, desde aquí te podemos asegurar que ha merecido la pena. Entre otras cosas porque este nuevo Tiguan, nada tiene que ver con su antecesor. En este SUV todo es nuevo o ha sido mejorado de forma sobresaliente. Hablamos del diseño, la plataforma, la gama de motores, el equipamiento de seguridad y tecnología, el confort… Por ello, como hay muchas cosas que analizar de este modelo comenzamos hablando de cada uno de los apartados.

Un diseño con más empaque

El diseño es uno de los aspectos que más cambia. De hecho, la estética del nuevo modelo poco tiene que ver con el anterior modelo. Mientras que el Tiguan de primera generación parecía más alto y con formas más redondeadas, este parece más bajo y deportivo. Esto se ha conseguido porque la nueva plataforma ha permitido a Klaus Bischoff, responsable de Diseño de Volkswagen, empezar de cero a la hora de diseñar el nuevo Tiguan. De ahí que hayan optado por darle nuevas proporciones y también nuevas líneas más angulosas. En definitiva, ahora el nuevo Tiguan tiene mucha más fuerza desde un punto de vista estético y da la impresión de tener más empaque y a la vez de ser más deportivo.

En este sentido, cuando ves el Tiguan frente a ti ves que este modelo te parece más ancho. Y esto no se debe sólo a que la anchura es mayor (que lo es). También a que la parrilla y los faros (que son faros dobles de LED) presentan un diseño más horizontal.

Otro aspecto que hace al Tiguan mucho más llamativo es que la cintura del vehículo es más alta, en comparación con el Tiguan 1. Y por si fuera poco, además, Volkswagen ha introducido detalles, como la línea que recorre todo el lateral a la altura de los tiradores de la puerta, que le dan mucha fuerza.

Nueva plataforma

Como decíamos anteriormente gran parte de ‘culpa’ de este nuevo diseño la tiene la llegada de la nueva plataforma. Frente al Tiguan de primera generación que estaba desarrollado sobre la plataforma del Golf V (¡¡¡un modelo de 2003!!!), este nuevo Tiguan incorpora la última innovación (en lo que a estructuras se refiere) desarrollada por el grupo Volkswagen.

Hablamos de la plataforma MQB, una nueva estructura modular (Sistema Modular Transversal) que ya incluyen el Audi A3 de 2012, el Audi TT de 2014, el Volkswagen Golf 7 de 2012, el Volkswagen Passat de 2014, el Seat León de 2013 y el Skoda Octavia de 2013, entre otros. Esto significa, por tanto, que es la primera vez que esta plataforma se estrena dentro de un SUV.

¿Y por qué es tan importante esta nueva plataforma? Pues porque le ha permitido a Volkswagen cambiar el Tiguan de arriba abajo: las proporciones son diferentes, hay una mayor habitabilidad, más capacidad del maletero, el Tiguan puede recibir sistemas de propulsión híbridos, ahora pisa con mayor aplomo, el confort de marcha ha mejorado, es más ligero (alrededor de 58 kilos menos), su rigidez estructural ha mejorado… En definitiva, ha mejorado en todo.

Más grande, más espacioso y con mayor maletero

Como decíamos anteriormente la llegada de la nueva plataforma MQB ha cambiado las proporciones del vehículo. Ahora, el Tiguan es más largo, más ancho y más plano (bajo) que la primera generación. Este nuevo Tiguan mide 4,48 metros de largo (es 6 centímetros más largo), 1,84 metros de ancho (3 centímetros más) y 1,63 metros de alto (3 centímetros menos). Asimismo, la batalla ahora es de 2,68 metros, lo que significa que también ha aumentado en casi 8 centímetros. Por tanto, es más largo, más ancho y más bajo.

Estas nuevas dimensiones han desembocado en una mayor habitabilidad. De hecho, con la cinta métrica en la mano, prácticamente todas las cotas son mejores ahora en el Tiguan 2. Por ejemplo, ahora los pasajeros delanteros cuentan con una anchura de 137 centímetros (3 centímetros más) y los pasajeros traseros disponen de una anchura de 136 centímetros (5 centímetros más). A ello hay que sumar que la altura libre al techo también ha mejorado. Delante, los ocupantes de las dos primeras plazas cuentan con una distancia libre al techo de 104 centímetros (4 centímetros más) y los ocupantes traseros tienen 97 centímetros (3 centímetros más).

Otra cota que mejora es el espacio destinado a las rodillas de los ocupantes traseros. Aquí y aunque a nosotros hemos obtenido unas dimensiones similares entre el primer Tiguan y esta nueva generación, Volkswagen afirma que los ocupantes traseros disponen de 3 centímetros más de espacio libre para sus piernas.

Toda esta mayor habitabilidad, tiene mayor importancia aún si tenemos en cuenta que el Tiguan es más ancho y largo, pero también más bajo. Y, por si fuera, poco los asientos están situados en una posición más alta (en concreto casi un centímetro).

Siguiendo con las novedades, el Tiguan 2 gana también en modularidad, ya que la banqueta trasera se puede desplazar longitudinalmente un total de 18 centímetros en configuración 60/40. De esta manera, podremos ampliar el espacio para las rodillas de los ocupantes traseros o, por el contrario, dotar el vehículo de un mayor maletero. Además, el respaldo de los asientos traseros se puede regular de forma vertical hasta en siete posiciones. A todo ello se suma que los respaldos de los asientos traseros se pueden reclinar rápidamente tirando de los tiradores que se encuentran en el maletero o bien a los extremos de los asientos. Asimismo, en el caso de que tengamos que llevar objetos muy largos, el respaldo del asiento del acompañante también se puede plegar.

En cuanto al maletero, el Tiguan también ha ganado en capacidad de carga. Si desplazamos los asientos completamente hacia delante, la capacidad máxima del maletero es de 615 litros, lo que supone un incremento de 145 litros. Esto ha permitido a Volkswagen ofrecer en el Tiguan un maletero con doble fondo. Eso sí, a cambio el este SUV no ofrece la rueda de repuesto sino el kit reparapinchazos. Según Volkswagen, la firma hizo una encuesta a posibles clientes y la gran mayoría señaló que prefería un mayor maletero antes que contar con la rueda de repuesto. De ahí que Volkswagen España decidiera no incluir la rueda.

Gama de motores

Respecto a las mecánicas, inicialmente la gama estará formada por el motor 2.0 TDI de 150 CV con tracción delantera y total, así como con cambio manual o el automático DSG de doble embrague y con el 2.0 TDI de 190 CV, cambio DSG y tracción total. En la opción de gasolina está disponible el 2.0 TSI de 180 CV, también con cambio automático y tracción total. Más adelante la gama se ampliará con la llegada de versiones más económicas como el 2.0 TDI de 115 CV y el 1.4 TSI de 125 CV y 150 CV (todos ellos con cambio manual y tracción delantera). El último en llegar será el 2.0 TDI de 240 CV con cambio automático DSG de siete marchas y tracción total.

De todas estas mecánicas, nosotros hemos podido conducir el motor 2.0 TDI de 150 CV con el cambio automático DSG. Y la verdad es que esta mecánica nos ha parecido la idónea para este modelo. Presenta un buen empuje, mueve el vehículo con soltura, logra unas prestaciones razonables y, sobre todo, presenta unos consumos muy eficientes. Durante la prueba, con todo tipo de situaciones y condiciones (ciudad, carreteras convencionales, tráfico pesado, autopistas alemanas en las que se puede circular a gran velocidad) el Tiguan ofreció un consumo de entre 6 y 6,5 litros, una cifra más que razonable.

Eso sí, con lo que nos quedamos con esta toma de contacto es con su elevado confort. Desde el primer momento en el que te subes al Tiguan, este modelo es muy confortable. Los asientos, que ahora presentan una mejor ergonomía, son muy cómodos y rápidamente encuentras la mejor postura. A ello se suma un habitáculo bien aislado y sobre todo una suavidad en la conducción muy llamativa. Las transiciones del cambio son increíbles y no hay vibración alguna en el volante (incluso a gran velocidad)… En definitiva, muy confortable.

A ello también se suma que los acabados también han mejorado mucho. Ahora los plásticos del nuevo Tiguan presentan una mejor calidad y tienen un mejor tacto.

Equipamiento

En cuanto al equipamiento, todo dependerá del acabado elegido: Edition, Advance o Sport. No obstante, eso sí, todos los acabados tienen un largo listado de elementos de serie.

Comenzando por el Edition, de serie este Tiguan incorpora espejo interior fotosensible, faros antiniebla con luz de giro, llantas de aleación de 17 pulgadas con neumáticos 215/65 R17, sensor de lluvia, control de velocidad de crucero, encendido automático de luces, aire acondicionado, freno de estacionamiento eléctrico, indicador de la presión de los neumáticos, start/stop, pantalla táctil en color y con ocho pulgadas, entradas USB, SD, lector de CD, bluetooth. Asimismo, también de serie y en todos los acabados (incluido el Edition), el Tiguan incorpora el sistema Car-net.

Este dispositivo tiene varias funcionalidades dependiendo de los acabados. Así, en el Edition el Car-net duplica las aplicaciones del teléfono (Spotify, Google Maps, etc) en el coche y suma la llamada de emergencia e-call. Y, después, según se elija un nivel superior de acabado se pueden sumar servicios como conocer las noticias en tiempo real, las gasolineras con el combustible más económico o incluso poder gestionar algunos elementos del coche desde el exterior (limitar la zona por la que se puede mover, delimitar la velocidad máxima, recibir un mensaje en el teléfono si se superan determinados valores), etc.

Mención especial merece también todos los elementos de seguridad que el Tiguan incorpora de serie. Hablamos de los siete airbags y del detector de fatiga. Pero más nos llama la atención que el Tiguan, incluso las versiones más económicas, también incluyan el capó activo. Se trata de un sistema pirotécnico, como el de un airbag, que se activa cuando hay un impacto elevando el capó y aumentando la distancia entre el rígido motor y el capó, que es más blando, lo que a su vez reduce las lesiones de la cabeza en caso de atropello.

Además, también hay que sumar el ‘front assist’ y el ‘Lane Assist’. El primero de ellos (‘front assist’) es un sistema que ‘observa’ el entorno y que llega a detener el vehículo si determinan que hay posibilidad de sufrir un choque por alcance. Además, el Tiguan ofrece de serie el sistema de detección de peatones. Se trata de una serie de cámaras que también analizan el entorno y que cuando advierten de que un peatón puede invadir la carretera por la que nosotros circulamos pues primero lanza un aviso de advertencia para después frenar el vehículo si es necesario.

Por último, el ‘Lane Assist’, es el sistema que ayuda al conductor a permanecer en el carril por medio de unas cámaras que van leyendo las líneas de la carretera.

El siguiente nivel de equipamiento (Advance) suma a lo anterior las barras en el techo, las lunas traseras tintadas, el sistema proactivo de seguridad pre-cash, el sistema ‘light assist’, que apaga y enciende las luces largas en función del tráfico, el climatronic de tres zonas (una de ellas en la parte trasera), los sensores de aparcamiento, los faros delanteros con leds y la cámara de marcha atrás.

Por último, el Sport suma las llantas de aleación de 18 pulgadas, el digital Cockpit, (pantalla de 12,3 pulgadas que es completamente digital -dice adiós a las agujas analógicas tal y como ha ocurrido con el Passat, el Audi TT y el Audi A4- y que presenta diferentes modos de configuración, cámaras que permiten ver 360 grados todo el vehículo, park assist y el techo corredizo.

Además, cualquier Tiguan, independientemente del motor se puede configurar con un frontal convencional (conocido como on-road) que tiene un ángulo de ataque de 16 grados o bien otro (destinado a una conducción off-road) con un ángulo de ataque de 24 grados.

Este mayor ángulo de penetración se puede combinar con el sistema de tracción 4Motion que destaca por incluir un mando con forma de rueda, al lado de la palanca de cambios, donde podremos elegir entre las diferentes posibilidades: Onroad (carretera), Snow (nieve), Offroad (conducción 4×4) y Offroad individual (perfil individual 4×4).

En principio el sistema 4motion distribuye prácticamente toda la fuerza del motor al eje delantero pero si detecta pérdidas de tracción envía parte del par motor al eje trasero por medio de un embrague multidisco que acopla el eje trasero en cuestión de décimas de segundo. Junto al embrague multidisco, el coche utiliza los demás sistemas (ESP y el bloqueo electrónico del diferencial) para repartir la fuerza del motor por los diferentes ejes que tienen tracción.

Precios

Los precios se sitúan entre los 29.560 euros del 2.0 TDI 150 CV 4×2 y el acabado Advance y los 42.200 euros del 2.0 TSI de 180 CV 4Motion DSG y acabado Sport. Más adelante llegarán versiones más accesibles -el 1.4 TSI de 125 CV y el 2.0 TDI de 125 CV- que le permitirán reducir el precio de entrada a la gama a los 24.000 euros.

Éxito de ventas

Aunque estamos ante una nueva generación, el Tiguan sigue perteneciendo al segmento de los todocaminos compactos, una categoría de coches que según Volkswagen pasará de los actuales 8,2 millones a los casi 9 millones de unidades en 2018 en todo el mundo, lo que supone un crecimiento del 9%.

Para 2016 Volkswagen estima que se comercializarán un total de 138.000 unidades de SUV medios en España. De conseguirse esta cifra estaríamos hablando de una cuota de este segmento del 13%, teniendo en cuenta que la marca estima un total de 1,06 millones de matriculaciones para 2016.

Pues bien de estas 138.000 unidades de todocaminos de tamaño medio que se comercializarán en 2016, alrededor de 12.000 pertenecerán al Tiguan. Con esta cifra estaríamos hablando de que el modelo de Volkswagen lograría una cuota de mercado del 8,5% dentro de su segmento y del 1,1% dentro del total de las ventas en España.

La llegada del nuevo Tiguan era muy esperada, puesto que el modelo al que reemplaza fue presentado en 2007. Por tanto, este Tiguan de segunda generación sustituye a su antecesor que ya llevaba casi nueve años en el mercado, un ciclo de vida algo más largo de lo habitual ya que lo normal es que la vida de un coche dure entre seis y siete años.

Durante este tiempo, Volkswagen ha comercializado un total de 2,8 millones de unidades del Tiguan de primera generación en todo del mundo. De estos casi tres millones de unidades, alrededor de 60.000 unidades se han comercializado en el mercado español. Esto significa que de todos los Tiguan vendidos en el mundo, el 2% han sido en el mercado español.

La llegada del nuevo Tiguan se enmarca dentro de la estrategia de ampliar su gama de SUV. De esta manera, antes del verano de 2018 Volkswagen iniciará la comercialización de un SUV de mayor tamaño y basado también en el Tiguan pero que se caracterizará por incorporar una configuración de siete plazas. Se trata por tanto de un nuevo modelo que también estará presente en el resto de marcas del grupo y que, según los responsables de la marca alemana todavía no está definido su nombre definitivo.

Junto a este Tiguan XL, Volkswagen también iniciará próximamente la comercialización de un SUV basado en el Polo y del que se puedo ver un anticipo -en forma de prototipo- en el pasado Salón de Ginebra.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *