Consejos de conducción en situaciones de emergencia

Empezamos nuestra serie de artículos sobre consejos de conducción, con cinco recomendaciones generales para situaciones de emergencia, algunas de las cuales es más que probable que nos encontremos a lo largo de nuestra vida de conductores.

Ante cualquier situación de emergencia la primera regla (y regla de oro) es mantener la calma, no perder los nervios. De esa forma se pueden tomar decisiones racionales y serenas cuando cada segundo importa.

1. Ante un accidente.

En el caso de producirse un accidente delante nuestro, tenemos que controlar el volante antes de frenar (intentar no dar volantazos). Puedes seguir conduciendo a menor velocidad y reducir el impacto de la colisión. Intenta reducir la velocidad al máximo. Estaciona en un lugar seguro, enciende luces de emergencia y señaliza el lugar del accidente de la mejor manera posible (con los triángulos, con la ayuda de cualquier chaleco reflectante, etc.). Si estás con alguien más, y el accidente parece serio, uno debe llamar  inmediatamente al 112. Evidentemente, lo siguiente es socorrer a las víctimas. No olvides ponerte tu chaleco y asegurarte de que los demás conductores te ven perfectamente.

IMPORTANTE: que un volantazo a gran velocidad puede provocar un accidente que se podría haber evitado. Puede hacer que el vehículo derrape, choque o incluso vuelque. No conduzcas nunca en punto muerto ni pisando el embrague.

2. En caso de pinchazo o reventón.

Mantén la calma y sujeta con firmeza el volante, manteniendo la dirección del vehículo lo más recta posible. No frenes bruscamente. Frena despacio para reducir la velocidad. Lo mejor suele ser reducir a una marcha más baja, utilizando el motor para frenar.

IMPORTANTE: mantén ambas manos en el volante y agárralo firmemente. Esto puede salvarte la vida en el caso de que un neumático reviente.

3. En caso de pérdida de control de las ruedas traseras.

Cuando se pierde el control del eje trasero (pero se sigue teniendo adherencia en el eje delantero), en un vehículo con tracción delantera, acelera suavemente para recuperar el equilibrio. En un vehículo con tracción trasera, levanta suavemente el pie del acelerador hasta que las ruedas traseras recuperen la tracción y adherencia. Después vuelve a acelerar para mantener la velocidad. No debes frenar ya que eso acentuará el desequilibrio en el eje posterior. En general puedes girar la dirección hacia el lado donde va la parte posterior del vehículo. Reduce la velocidad reduciendo marcha y utiliza el freno motor. No utilices nunca el freno de mano (o freno de emergencia) si la velocidad es alta. Si se produjese un accidente, recuerda lo que ya comentamos: enciende las luces de emergencia lo antes posible, aparca en un lugar seguro y coloca los triángulos de señalización.

IMPORTANTE: revisa el estado de los neumáticos frecuentemente y mantén los límites de velocidad ajustados de acuerdo con la climatología, estado de la calzada, etc.

4. En caso de mal funcionamiento de los frenos.

Si los frenos dejan de funcionar hay que sujetar el volante con mayor firmeza. Si esto sucede antes de entrar en una curva, controla primero la dirección. Usa el freno de mano si la velocidad es menor de 30 km/h. Reduce a una marcha más baja para utilizar el freno motor. Cambia de marchas progresivamente para reducir y controlar la velocidad. Si es posible, utiliza las cuestas y los obstáculos para detener el coche. Y si existe un carril de emergencia, utilízalo.

IMPORTANTE: revisa el estado de los frenos frecuentemente y antes de un viaje.

5. En caso de conducción con hielo y nieve.

En el caso de una situación extrema de hielo y nieve hay que evitar conducir. Si nos encontramos con esa situación y sin remedio, deberemos aparcar en un lugar seguro y colocar las cadenas. En cualquier caso, con hielo, nieve o firme muy deslizante, tendremos que arrancar el coche de forma suave y progresiva. No pises el acelerador a fondo y conduce muy despacio. Mantén especialmente la distancia de seguridad. Utiliza las marchas más cortas para controlar el vehículo en pendientes (de subida o bajada). Utiliza el freno y el acelerador con suavidad para no derrapar o patinar.

IMPORTANTE: si existe la más mínima posibilidad de encontrarte en tu viaje con temperaturas por debajo de 5º C, lleva siempre cadenas en el vehículo. Y aprende a ponerlas antes!

Por cierto que en la página de Facebook de Grupo Motor Gómez podrás encontrar éstos y otros muchos consejos…

Imagen de Audi Driving Experience

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)

1 comment

  1. Ricardo Pas abril 27, 2012 6:46 pm  Responder

    Muy oportunos algunos de los consejos. Todo lo que se haga para reducir el número de accidentes y mejorar la seguridad en carretera, es magnífico! Gracias.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *